IU critica la obsesión del PP por vender el edificio de Encarnación 5 y 6, en vez de destinarlo a viviendas sociales

El coordinador local de Izquierda Unida en Sevilla, José Manuel García, ha criticado este lunes el empeño  del Gobierno de Juan Ignacio Zoido por “hacer caja” a costa del edificio de Encarnación 5 y 6, en lugar de rehabilitarlo y destinarlo a albergar viviendas sociales, tal y como estaba previsto originalmente.

García ha realizado estas declaraciones después de conocer que el PP pretende sacar a concesión en el próximo consejo de la Gerencia de Urbanismo el derecho de superficie sobre este inmueble, operación que incluye además la opción de compra de la propiedad del suelo, una vez transcurrido el plazo de 15 años desde el momento de su adjudicación.   

Para García, esta decisión supone un “auténtico atentado” a las necesidades populares básicas de la ciudadanía. En su opinión, resulta “incomprensible” que, “con la que está cayendo”, el Ayuntamiento siga obstinado en “deshacerse como sea” de este edificio que, en su día, el anterior Gobierno municipal expropió con el fin de afrontar el gravísimo problema de vivienda que padecen miles de sevillanos.

“Zoido no sólo no entrega los más de 400 pisos que Emvisesa tiene desocupados actualmente, no sólo no da respuestas satisfactorias a los más de 16.000 demandantes de VPO que hay en la ciudad, sino que encima vende el patrimonio municipal con el que podía paliar el drama de muchas familias desahuciadas que precisan de una vivienda social”, ha denunciado el próximo portavoz de IU en el Consistorio.

Según García, los planes que el PP baraja para Encarnación 5 y 6 evidencian, de un modo muy gráfico, “cuáles son sus prioridades” y ponen de relieve su “insensibilidad” ante la situación de emergencia habitacional que existe en Sevilla. “Nos parece un sinsentido que el Ayuntamiento sólo piense en recaudar dinero a cuenta de este edificio, en vez de dedicarlo a proteger un derecho humano esencial”, ha enfatizado.

Cabe recordar que en esta finca vivía Rosario Piudo, una anciana cuyo desahucio en marzo de 2004 –por una deuda de 39 euros— sacudió la conciencia de los sevillanos e irrumpió en los medios de comunicación llamando la atención sobre las prácticas de acoso y especulación inmobiliaria que entonces proliferaban en el centro histórico de la ciudad. Tras lo sucedido, el Ayuntamiento hispalense creó la Oficina de Atención al Inquilino en Situación de Abuso (Otainsa) y, entre otras medidas, expropió este edificio.

El proyecto del Gobierno local anterior contemplaba 31 viviendas sociales para alojar a población con escasos recursos y permitir la vuelta al barrio de personas que previamente habían sido expulsadas al extrarradio. Sin embargo, al poco de llegar a la Alcaldía, el PP cerró Otainsa y suprimió las actuaciones que esta oficina preveía llevar a cabo, como la de Encarnación 5 y 6.

Para IU, este caso es otra prueba más del fracaso de la nula política de Zoido en materia de vivienda y de su absoluta incapacidad para resolver uno de los principales problemas de los sevillanos. Por ello, García ha vuelto a exigir al alcalde que “no mire más hacia otro lado” y que convoque, cuanto antes, un consejo extraordinario de Emvisesa al objeto de abordar en profundidad el asunto y acordar medidas encaminadas a revertir esta grave situación de emergencia habitacional.

 

Free business joomla templates