Programa de gobierno 2015-2019

1.   Empleo y derechos sociales

1.1. Pleno empleo

En un momento de crisis económica como la actual, y con casi 90.000 personas en paro en Sevilla, no podemos eludir el problema que más nos preocupa, por lo que situamos la lucha contra el paro, la precariedad laboral y la exclusión social como una prioridad para Izquierda Unida en el Ayuntamiento.

En dicho sentido, no cabe ninguna duda de la necesidad de que el conjunto Presupuesto Municipal se ponga al servicio de la creación de empleo, y que se oriente no sólo a sostener los sectores tradicionales de la ciudad, sino que apueste por la actividad productiva y comience a sentar decididamente las bases de un nuevo modelo productivo para la ciudad, en el que es de vital importancia el desarrollo de un nuevo sector industrial; todo ello sin menoscabo de las medidas de choque que en primera instancia haya que adoptar.

El paro es la antesala de la pobreza y la pobreza es la antesala de la exclusión. Las familias con todos sus miembros en paro han aumentado y ha agrandado, más aún, la brecha de la desigualdad.

Proponemos facilitar el acceso al empleo y a la generación de riqueza a través de las siguientes medidas:

  • Intervención municipal de las políticas activas de empleo.
  • Crear “bolsas de empleo local” –negociadas con la representación sindical municipal- con cláusulas sociales sensibles a las especiales dificultades y necesidades de determinados colectivos, haciendo especial hincapié en las medidas destinadas a las personas que más lo necesitan.
  • Luchar contra la externalización y privatización de los servicios públicos, apostando por la contratación directa con criterios de transparencia e igualdad y potenciando la representación social en las mesas de contratación.
  • Desarrollar nuevos servicios públicos que generen empleo y den respuesta a las necesidades reales de la ciudadanía.
  • Impulsar el desarrollo local, la búsqueda y la promoción de los nuevos yacimientos de empleo.
  • Favorecer iniciativas de desarrollo local integral para los sectores y que éstos se coordinen, industria, turismo y comercio.
  • Promover el empleo para las mujeres combatiendo la exclusión social y tendiendo a la erradicación de la economía sumergida.
  • Suscitar la formación ocupacional para los sectores de parados, mujeres, jóvenes e inmigrantes en el ámbito urbano.
  • Recuperar aquellos sectores económicos en riesgo de desaparecer o que se extinguieron como actividad productiva. En muchos casos constituyen una apuesta económica viable, dando prioridad a los sectores primarios y manufactureros.
  • Crear un fondo de inversión local para el empleo, incluyendo un informe de impacto de género que garantice el empleo a las mujeres.
  • Promover Planes de Igualdad y de Conciliación laboral y personal en el Ayuntamiento y dirigidos a los/las trabajadores/as de las instituciones municipales.
  • Eliminar en el ámbito local, las discriminaciones directas e indirectas debidas a la desigualdad salarial de las mujeres con los hombres.
  • Implantar, de manera negociada con la representación sindical, la regulación de formas paritarias de contratación funcionarial y laboral, para aquellos puestos y cuerpos en los que existe escasa representación de las mujeres, arbitrando fórmulas porcentuales obligatorias en el acceso.
  • Creación de empleo local apoyando el autoempleo, fomentando las actividades laborales en el marco de la economía social y potenciando los viveros de empresas.
  • Inclusión de cláusulas sociales en los pliegos de condiciones de los contratos que realicen empresas privadas con el Ayuntamiento, favoreciendo a las que desarrollen políticas de empleo e inserción de sectores en riesgo de exclusión laboral/ social y evitando la subcontratación de los servicios.
  • Eliminación de todos los contratos públicos con empresas de trabajo temporal (ETT).

 

Creación y mantenimiento del empleo público a través de las siguientes iniciativas:

  • Apostando por la prestación directa de los servicios públicos por parte del Ayuntamiento.
  • Realizando ofertas de empleo público periódicas, reguladas y con criterios de inclusión social, realizando convocatorias desagregadas por grupos de diversidad funcional y todas ellas basándose en criterios de igualdad en la promoción y el salario.
  • Promoviendo el empleo público destinado a labores medioambientales: restauración, conservación, mantenimiento y mejora de espacios verdes, en colaboración con otras administraciones.
  • Rescatando las empresas de gestión pública privatizadas, en los casos que sea posible y gestionando la revisión de los convenios por los que se rigen.
  • Garantizando la eficiencia y el desarrollo de los servicios públicos, con propiedad y  gestión públicas, eliminando las subcontratas y asegurando empleo estable y de calidad.

 

1.2. Crear empleo digno y de calidad

Plantearemos como exigencia política la anulación de las medidas contenidas en las dos últimas reformas laborales, que serán sustituidas en el ámbito de estas instituciones por los resultados de la negociación colectiva, que consideramos prioritaria. Aspiramos a un nuevo modelo de relaciones laborales. Proponemos el objetivo “empleo precario cero en lo público”.

Nos oponemos a los salarios bajos, la precariedad y la desregulación de las relaciones laborales. Necesitamos cambiar el modelo de relaciones laborales. Consideramos el pleno empleo, digno y de calidad como eje determinante del nuevo modelo productivo, con políticas de reparto del trabajo y producción sostenible: jornada de 35 horas, recuperar la jubilación a los 65 años y trabajar para su ampliación progresiva hasta los 60, limitación de horas extra, salario mínimo de 1100 euros y establecer un salario máximo. Y ante todo, recuperar la primacía de la negociación colectiva.

  • Para un gobierno de Izquierda Unida es esencial la participación de las organizaciones sindicales y empresariales en la negociación de las estrategias para favorecer el empleo.
  • Un Plan Multisectorial por el Empleo que contemple todas las iniciativas que tengan por objetivo la creación de empleo.
  • Introducir la perspectiva de empleo en toda la ordenación territorial y urbanística y en los procedimientos de contratación pública.
  • Diseñar y aplicar las medidas de colaboración con otras administraciones para un Plan Urgente Empleo/ Formación para parados de larga duración.
  • Poner en marcha una política especial de empleo juvenil y de igualdad en el empleo.
  • Crear un Observatorio por el Empleo con participación ciudadana, sindical y social para seguir la evolución del empleo en el ámbito territorial del que se trate y proponer las medidas adecuadas.
  • Desarrollar en cada ámbito medidas para implantar un sistema de Trabajo Social Garantizado (ver apartado 1.3).
  • Poner en marcha un Plan de Choque para la creación de empleo, con la participación de los agentes económicos y sociales, que tenga a los barrios de la ciudad como principal centro de atención, a desarrollar entre 2016 y 2017. Deberá tener en cuenta dos variables fundamentales, la de impacto de género y la de población diana –colectivos más afectados por el desempleo-.
  • Realizar un Mapa de Recursos e Infraestructuras que, de un lado, actualice el catálogo de agentes que intervienen en la formación, y de otro, permita optimizar el uso de las infraestructuras municipales de formación y empleo. Elaborar un Plan de Modernización y Revitalización de Espacios Industriales y Zonas Comerciales.
  • Dotar a la Oficina de Planificación Estratégica y Desarrollo de capacidad suficiente para que se convierta en un instrumento anticipador de iniciativas de empleo y de atención en la búsqueda de fondos europeos.
  • Impulsar la conexión Universidad-Tejido productivo local a través de acciones que contribuyan a que el conocimiento revierta en el desarrollo local.
  • Impulsar Sevilla ciudad inteligente. Universalización de las TIC en la puesta en marcha de creación de empresas y ampliación de zonas wifi urbanas.
  • Impulsar el desarrollar progresivo del PGOU y priorizar Planes de Actuaciones Integrales de Rehabilitación y Renovación Urbana.
  • Creación de un mercado local donde pueda compartirse el espacio entre pequeños comerciantes que no pueden permitirse locales de forma individual (unión con otros pequeños comerciantes)
  • Mejora de la regulación del comercio ambulante.
  • Facilitar el acceso a la formación para el empleo de personas inmigrantes, documentadas e indocumentadas.
  • Mayor diversificación en el contenido de los cursos que se ofrecen.
  • Trabajo específico con empleadas de hogar (formación en derechos, planes de actuación integrales para reducir la vulnerabilidad).
  • Aprobación de una ordenanza para regular la apertura y el funcionamiento de las peluquerías y los salones de belleza en la ciudad

 

1.3. Propuesta de trabajo garantizado

La propuesta de Trabajo o Empleo Garantizado (EG) es simple: el Estado tiene la obligación de garantizar un puesto de trabajo remunerado (con condiciones dignas) a cualquier persona que no haya podido encontrar empleo en el sector privado o en el sector público tradicional, y que esté preparada y dispuesta a trabajar, sin importar su experiencia profesional, cualificación, sexo, renta o edad.

Se trata de reforzar las actividades económicas y sociales que hoy son insuficientes (educación pública, sanidad pública, culturales, deportivas, generación de energía renovable…) y crear nuevas actividades (sobre todo ecológicas: reutilización y reparación de materiales y productos, optimizar rendimiento energético de edificios…).

El coste neto de la medida alcanzaría el 0,92% del PIB (9.408.796.613 euros), una cantidad inferior a lo que le costó al Estado en sólo un año responsabilizarse de la pérdida de valor de las inyecciones en entidades bancarias nacionalizadas (1,08% del PIB). El Estado financia el Empleo Garantizado, pero lo diseñan y gestionan los ayuntamientos en participación con la sociedad civil (respetando ciertas directrices para que las actividades redunden en beneficio de la sociedad y la naturaleza). 

Puedes ampliar la información sobre la propuesta de Empleo Garantizado en Programa Marco Municipales y Autonómicas 2015 de Izquierda Unida: http://www.izquierda-unida.es/node/14934

 

1.4. Otro modelo productivo para la ciudad

Nos comprometemos a apoyar a la pequeña empresa y a la economía social y cooperativa en una economía que no se base en el sector servicios o el turismo de bajos salarios.

Un cambio de modelo productivo, con inversión y empresas públicas, que prioricen los sectores básicos (construcción, automoción, turismo y química verde), los emergentes (agricultura ecológica, naval, material ferroviario, servicios sanitarios y sociales) y los sectores de futuro (mecatrónica, biología médica, aparatos médicos y biocombustibles).

  • Proponemos la reconversión ecológica y social de la construcción y el turismo.
  • Desarrollo de programas de apoyo a la pequeña y mediana empresa y los autónomos, de impulso del turismo de calidad, consolidación del pequeño comercio, las cooperativas y la economía social.
  • Establecer mecanismos para que en las licitaciones públicas existan criterios de discriminación positiva para las pequeñas empresas y para que los pliegos de condiciones den ventaja a las empresas que propongan criterios ecológicos o de cantidad y calidad del empleo involucrado en cada contrato.

 

Pequeño comercio

Sevilla es una ciudad con un comercio tradicional muy consolidado pero que empieza a mostrar síntomas de ceder ante el empuje de las multinacionales franquiciadas que se están apropiando de la identidad, de la proximidad y reconvirtiendo el empleo en nuevo precariado. El ejemplo del fin de los contratos de renta antigua es actual y está haciendo desaparecer mucho comercio tradicional dejando locales vacíos en pleno centro de la ciudad: un caramelo para la especulación y para las grandes empresas.

La apuesta es, por lo tanto, muy clara para una fuerza política que cree en el comercio de proximidad y que considera a la gran superficie una fórmula que convierte al vecino en consumidor, al usuario en cliente y le aleja de manera tal que le obliga a tirar de coche privado para acceder. Queremos ofrecer soluciones a esos comerciantes:

  • Horarios comerciales que favorezcan al pequeño comercio frente a la gran superficie.
  • Interlocución directa con el sector del pequeño comercio para llegar a soluciones comunes desde el consenso y la participación de todos los agentes.
  • Programas de modernización para la incorporación de nuevas tecnologías.
  • Defender un modelo comercial urbano socialmente sostenible.

 

1.5. Turismo

Resulta evidente que el turismo juega un papel fundamental en la economía de Sevilla. Consciente de su importancia y de las deficiencias denunciadas en el sector, desde IU proponemos:

  • Crear un Centro Público de Formación Turística, que brinde una formación integral al sector en ocupaciones como el de recepción, camarera/o de piso, jefes/as intermedios,  cocinero/a, camarero/a de restaurante bar, y otras especialidades en donde existe gran demanda de personal.
  • Desarrollar formación básica a través de iniciativas específicas para puestos de trabajo con baja cualificación, pero con gran demanda de mano de obra, para propiciar el acceso al mercado laboral de colectivos con dificultades de inserción: mujeres provenientes de situaciones de violencia doméstica, minorías étnicas, discapacitados, inmigrantes…
  • Profundizar y ampliar los acuerdos con las asociaciones empresariales representativas del sector, mediante la fórmula de “formación a la carta”, garantizando prácticas remuneradas y un porcentaje de inserción real de los/as participantes en dichas acciones formativas.
  • Impulsar acuerdos con sindicatos para reforzar la cualificación de los trabajadores y trabajadoras de este ámbito, auspiciando la estabilidad en el empleo y el acceso a puestos de responsabilidad, especialmente de mujeres, dado que es un sector profundamente masculinizado, sobre todo en puestos de jefatura.
  • Realizar una campaña intensiva de mejora de los servicios turísticos a través de formación en idiomas, técnicas de atención al cliente, acceso a las nuevas tecnologías a través de acuerdos con sindicatos y asociaciones empresariales.
  • Colaborar con los sindicatos y asociaciones empresariales para fomentar la Responsabilidad Social Corporativa en el sector del turismo.
  • Potenciar el turismo sostenible a través de la creación de rutas por el centro, bien de carácter peatonal, bien mediante la utilización del carril bici, del tranvía y del metro, como transportes públicos, aprovechando las nuevas infraestructuras de la ciudad.
  • Crear un producto turístico  náutico en torno al río y el puerto, tanto  desde  el punto de vista del turismo deportivo como del turismo fluvial, tomando como referencia el Centro de Alto Rendimiento de La Cartuja y la Esclusa del Río.
  • Fomentar un producto turístico temático alrededor del flamenco, con el Museo de Flamenco como punto de partida, y un Centro de Interpretación de las raíces y Escuela de Flamenco en el Polígono Sur.
  • Reforzar las acciones promocionales en ferias nacionales e internacionales con espacios y presencia propias.
  • Segmentar la presencia en ferias con el diseño de productos turísticos específicos por temas: cultural, de ciudad, de naturaleza, deportivo, de congresos…
  • Desarrollar acciones promocionales  en ciudades con conexión directa  con Sevilla para dar a conocer  la oferta turística global.
  • Atraer a tour operadores y agentes turísticos a la capital hispalense  fomentando misiones comerciales inversas e incentivando agencias receptivas.
  • Difundir material publicitario en puntos de interés para turistas potenciales (líneas aéreas, ave, cruceros...).
  • Desarrollar recorridos turísticos por el casco histórico que pongan en valor el patrimonio monumental de la ciudad y enclaves con atractivo turístico.
  • Potenciar Isla Mágica como producto turístico en combinación con otras actividades lúdicas para niños y jóvenes en la propia Cartuja o en las márgenes del río cercanas y el Parque de El Alamillo.
  • Atraer producciones musicales de éxito a Sevilla como foco de atracción turística y como alternativa para este tipo de turismo frente a la oferta de Madrid o Barcelona.
  • Promocionar las producciones teatrales y musicales que se celebran en el Lope de Vega, Maestranza, Teatro Central y Auditorio como recurso turístico.
  • Crear un producto cultural en colaboración con los hoteles sevillanos que permita ofrecer paquetes turísticos, que incluyan las entradas a los espectáculos existentes con reserva de un cupo específico.
  • Reorganizar la oferta museística de Sevilla, con una mejora de la información sobre contenidos y horarios, y facilitar su recorrido como ruta turística.
  • Crear nuevas rutas turísticas en la ciudad que pongan en valor barrios como Triana, la Macarena o la Alameda.
  • Mejorar las conexiones a través del transporte público de las zonas turísticas con Santa Justa, Apeadero de San Bernardo, Apeadero de Sevilla Este, el Puerto y el Aeropuerto.
  • Optimizar los accesos para personas discapacitadas a los monumentos turísticos y adaptación de la información turística para personas con problemas visuales.
  • Dentro de los planteamientos de esa búsqueda y recepción de un nuevo concepto de turismo, merece una mención especial la posibilidad de establecer en Sevilla dos zonas de estacionamiento vigiladas  para autocaravanas y caravanas con puntos de gestión de residuos, acceso a agua, electricidad  y con conexiones con transporte público y aparcamientos de bicicletas. Uno estaría ubicado en Bellavista y el otro en las proximidades de la Estación Plaza de Armas. Se trataría de apostar desde  Sevilla por una forma de atraer a un colectivo cada vez más numeroso y que, además, implica una forma de hacer turismo relacionada con la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.

 

1.6.     Polígonos industriales

Se hace necesaria la reactivación de los polígonos industriales desde el gobierno local al ser auténticos motores del empleo y de la economía, proponemos las siguientes medidas:

  • Fomento y modernización de los parques empresariales e industriales de la ciudad como verdaderos focos de creación de empleo estable y de cercanía.
  • Financiación desde el presupuesto municipal para la mejora de los polígonos industriales y parques empresariales de la ciudad.
  • Creación de una autoridad única para la interlocución con los empresarios.
  • Atención de los servicios públicos a los parques industriales: transporte, limpieza, policía local…

 

1.7. Servicios sociales

Tras las reiterativas políticas neoliberales que sobre los Servicios Sociales se han practicado, la falta de presupuesto y la dificultad en la construcción desde el nivel local de derechos normalizados y legislados debido a la falta de competencias y a la no descentralización administrativa, las políticas de derechaa nos ha dejado un sistema Municipal de Servicios Sociales que se caracterizan por:

-      La escasez, cuando no carencia de normas y reglamentos de régimen local sobre la aplicación por derecho de ayudas de protección social básicas.

-      La dificultad para realizar actuaciones integrales y/o coordinadas con las política sociales fundamentales (vivienda, educación…)

-      La cada vez mayor implantación de la gestión privada de los servicios.

Los servicios sociales han avanzado en la delimitación de su específico papel, de su valor positivo en la intervención en la lucha contra la exclusión social, la pobreza, y su aportación a la generación de bienestar social de toda la ciudadanía.

Defendemos unos servicios sociales que protejan a las y los ciudadanos, y especialmente a aquellos en riesgo de exclusión social, que promuevan calidad de vida por encima de la cobertura de las necesidades básicas y que críticamente desvelen las raíces y las situaciones de desigualdad que genera este sistema social y para ello proponemos:

  • Incrementar del presupuesto municipal de los Servicios Sociales
  • Iniciar la planificación y desarrollo de la red pública de servicios sociales, combatiendo firmemente los intentos de privatizar estos servicios y buscando vías para revertir las privatizaciones ya ejecutadas a la gestión pública.
  • Reivindicar el cumplimiento de los protocolos entre las Administraciones, y el presupuesto suficiente para el desarrollo de la Ley de Dependencia.
  • Impulsar un modelo de atención público que conlleve la mejora de la calidad en la prestación y la formación de cuidadores/as para la mayor calidad en el cuidado de la persona dependiente.
  • Crear un Plan de inclusión social transversalizado con el resto de políticas municipales

 

1.8. Servicios sociales públicos que garanticen la protección social

  • En consenso con la comunidad científica, profesional y los agentes sociales, se aprobará un catálogo de prestaciones que deben de ser garantizadas como derechos subjetivos, tanto en los Servicios Sociales de Atención Primaria como Especializados. Dicho catálogo responderá a los tres ejes básicos: inclusión de las personas, familias, colectivos y comunidades en riesgo o en situación de exclusión social; prevención y atención a las personas en situación de dependencia; protección a la infancia.
  • Defensa de unos Servicios Sociales Municipales fuertes, reivindicando las funciones municipales frente a la LRSAL (Ley de Racionalidad y Adaptación de la Autonomía Local). Estas Leyes reducen los Servicios Sociales Municipales a un papel restringido y asistencialista, lejos de las funciones de promoción social y protección de las personas más vulnerables.
  • Atender las necesidades sociales de la ciudadanía desde la administración más próxima y que mejor conoce la realidad de cada territorio.
  • Unos Servicios Sociales de carácter público: desarrollo y reorganización de los Servicios Sociales para alcanzar un carácter público, en los que la iniciativa social, aun siendo complementaria, tenga un destacado papel, tanto en la planificación, gestión y evaluación de los servicios.
  • Centrarse en las potencialidades de individuos, grupos y comunidades (en vez de en sus déficit o carencias).
  • Priorizar estrategias preventivas y de promoción social mediante intervenciones grupales y comunitarias.
  • Gestión de la diversidad: apoyo a los colectivos que por su perfil de vulnerabilidad y exclusión requieran de itinerarios de inclusión propios.
  • Coordinación de las Políticas Sociales: el conjunto de las políticas sociales, fundamentalmente las relativas a educación, sanidad, vivienda y las políticas activas de empleo, contarán con mapas de implantación; se establecerán tres ámbitos estables de coordinación: Sociosanitaria (Dependencia); Socioeducativa y Judicial (Protección a la infancia); Sociolaboral y Vivienda (Inclusión Social).
  • Memorias de impacto sobre género, diversidad funcional e infancia: que culmine en impactos favorables en estos colectivos en las leyes y normas de la CCAA

 

1.9. Autonomía personal y atención a la dependencia

Las personas en situación de dependencia y sus familias no pueden seguir soportando los recortes producidos ni la mala gestión y esas carencias de cobertura. La atención a las personas en situación de dependencia es una de las prioridades, tanto en la agilidad de la tramitación, como en la ampliación de la cobertura y en la calidad y adecuación de las prestaciones y servicios reconocidos.

En los tres primeros meses del mandato, el gobierno local en colaboración con la administración autonómica, diseñará y pondrá en marcha un programa de amplia difusión del derecho a la atención a la dependencia.

Como prioridad programática se impulsará la elaboración del nuevo Plan sobre la diversidad funcional con la participación de las personas directamente afectadas. Es muy importante potenciar la autonomía personal para mejorar la participación de las personas con diversidad funcional en la sociedad y trasladar a las familias la máxima tranquilidad en su situación.

 

1.10.    Inclusión social

A falta de una Ley de Derechos Vitales Básicos, es imprescindible un escudo de protección frente a la pobreza. La propuesta tiene como finalidad dar respuesta a las necesidades básicas de una gran parte de las personas que, con independencia de su situación social, ven como la falta de trabajo o de vivienda les aboca a una exclusión económica que los conducen a la marginalidad.

Es obligación del ayuntamiento que las necesidades básicas en los aspectos esenciales para una vida digna: alimentación, vivienda y suministros principales, y aborde políticas enfocadas a personas sin ingresos estables que se encuentren en situación de riesgo de pobreza económica y/ o exclusión social, arbitrando un conjunto de medidas de rescate social que se consideran imprescindibles.

Los principales aspectos que contempla la propuesta son:

  • El reforzamiento de los Servicios Sociales de Atención Primaria.
  • La disponibilidad de suministros mínimos básicos de agua y energía. La electricidad, el agua y el gas son un servicio público básico y solo el control público permite garantizar la universalidad del servicio, la equidad y la progresividad de las tarifas.
  • La crisis económica unida al encarecimiento de los precios en los suministros agrava la dificultad de afrontar la factura energética de las clases sociales más vulnerables. En este sentido observamos que mientras Ayuntamientos y entidades sociales han tenido que incrementar las partidas de ayudas destinadas a urgencia social y concretamente las referidas al pago de facturas de gas, luz y agua, las grandes compañías de suministros continúan obteniendo beneficios millonarios y ordenando el corte de suministros por deudas irrisorias.
  • Urge entonces una modificación en la regulación del sistema de suministros básicos del hogar, para poder incluir un mecanismo donde prime el ahorro y se penalice el consumo ineficiente, garantizando las tarifas que no sean objeto de mercado, estableciendo precios sociales y elementos de fiscalidad energética favorable para las familias con bajos ingresos económicos.
  • Creación del Abono Trasporte Social: para todas aquellas personas que se encuentren en situación de pobreza y/o exclusión social que residan en Sevilla. Se trataría de una tarjeta a 5 euros al mes para trabajadores con ingresos menores de 800 euros al mes.
  • Incrementar las dotaciones presupuestarias a los programas dirigidos a personas sin hogar. La promoción de un nuevo albergue municipal, e incremento de personal de atención directa.
  • Puesta en marcha del programa “Primero la casa” (Housing First), una iniciativa pionera en el ámbito de la inclusión social, que consiste en proporcionar a las personas sin hogar en situación extrema el acceso a una vivienda y, a partir de ahí, trabajar con ellas para sacarlas de la exclusión social.
  • Impulsar la política de atención a las personas migrantes ­inmigrantes y emigrantes que salen de nuestra ciudad al extranjero por razones laborales­.
  • Dotar y reforzar presupuestariamente los programas ETF, Zonas y PIM, para garantizar su estabilidad y una óptima prestación de los servicios.
  • Fomentar y ampliar el trabajo realizado desde las Unidades de Trabajo Social (UTS), financiándolas correctamente y dotándolas del personal necesario para atender a las familias de cada zona.
  • Cumplimiento del Plan Integral del Polígono Sur y creación de una Autoridad Única para la zona.
  • Apoyo escolar para los menores de los barrios más necesitados.
  • Red de cocinas solidarias que fomenten la involucración de las familias en el proceso.
  • Estudiar los requisitos para el empadronamiento y facilitar su obtención teniendo en cuenta los casos especiales de personas en riesgos de exclusión.
  • Facilitar los trámites para acceder a los Servicios Sociales, hay que tener en cuenta la brecha digital y, en algunas ocasiones, el analfabetismo.
  • Poner en funcionamiento comedores escolares en fechas no lectivas.
  • Incrementar el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores y sus familias. Promoviendo programas específicos para la tercera edad y discapacitados.
  • Fomentar la Mesa Estratégica contra la Exclusión Social para que verdaderamente funcione.
Free business joomla templates