IU y Participa exigen a Espadas que “dé marcha atrás ante unas ordenanzas fiscales que sólo favorecen a unos pocos”

Los Grupos Municipales de Izquierda Unida y Participa Sevilla han denunciado este domingo que el gobierno de Juan Espadas (PSOE) “se quita definitivamente la careta” al apostar por un proyecto de ordenanzas fiscales que sólo busca favorecer a un sector minoritario de la población y que redunda en el “el falso mantra de que bajar impuestos es bueno para la sociedad”.

En un comunicado conjunto, IU y Participa lamentan que el PSOE de la capital hispalense se sume con entusiasmo al “populismo de derechas” en materia fiscal, como ya ha hecho la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, con el Impuesto de Sucesiones.

Según advierten ambas formaciones, “lo que no dice el gobierno de Espadas es que la rebaja del IBI anunciada va a suponer un nuevo recorte en los servicios municipales y encubre, además, una subida de impuestos y tasas como las del agua, la basura, el sello del coche o las tarifas del cementerio municipal”.

De continuar así y no dar marcha atrás en su proyecto de ordenanzas fiscales, “Espadas ya está señalando al Partido Popular como principal aliado para aprobar los presupuestos del año que viene”, avisan desde las filas de IU y Participa. Y es que el acuerdo del PSOE con Ciudadanos sobre ordenanzas fiscales no es suficiente. “Espadas necesita otra formación para poder sacar adelante sus cuentas. Así que también tendrá que tirar del PP, porque a estas alturas ya debería saber que con nosotros no va a contar”, afirman ambos grupos.

Bajada injustificada del IBI

IU y Participa recuerdan que la bajada del IBI propuesta por Espadas, fruto del acuerdo presupuestario alcanzado con Ciudadanos, ha sido calificada como “técnicamente injustificada” en el informe realizado por el propio director general de Hacienda, Ignacio Pérez Royo. Y es que, según sus cálculos, dicha reducción, del 3%, va a suponer tan sólo una rebaja de entre 5 y 10 euros al año al 75% de las personas que lo pagan y, por contra, va a significar un recorte de 4 millones de euros a los ingresos municipales.

Desde ambas formaciones políticas insisten en que esta medida “evidencia a las claras que Espadas está gobernando para una minoría de la ciudad”, pues esos 5 o 10 euros de ahorro al año “no van a ayudar a llegar a final de mes a la mayoría de las familias de esta ciudad”.

Y lo más grave de todo, según apuntan IU y Participa, es que, “mientras se vende como un logro esa bajada del IBI, se oculta una subida de tasas y precios públicos que todos los sevillanos y sevillanas pagan por igual”. Por ello, tachan de “auténtica patada a la progresividad” el proyecto de ordenanzas fiscales de Espadas, máxime en un momento en que el poder adquisitivo de la ciudadanía no deja de bajar y las cifras del paro siguen marcando máximos históricos.

La irresponsabilidad de Espadas y sus verdaderos “socios”

Además, Participa Sevilla e Izquierda Unida consideran una “irresponsabilidad total” bajar el IBI en un año en el que los ingresos municipales van a verse mermados de forma importante a cuenta de la reciente sentencia sobre el impuesto de plusvalías y de la reducción prevista en las transferencias que el Estado realiza al Ayuntamiento.

Por último, las dos formaciones han recordado que, aunque Espadas no se cansa de señalar su preferencia por los partidos de izquierdas para gobernar en la ciudad, la realidad es que “para los temas importantes siempre busca sus apoyos en la derecha, como se acaba de comprobar en el nuevo pelotazo urbanístico del Batán o en la privatización del centro deportivo de Virgen de los Reyes”. 

Free business joomla templates