IU pide que la ubicación del nuevo edificio de Toxicología se consensúe con los vecinos

El portavoz municipal de Izquierda Unida, Daniel González Rojas, ha reclamado este martes al Ayuntamiento de Sevilla que antes de cerrar ningún acuerdo con el Gobierno central sobre la construcción del nuevo edificio del Instituto Nacional de Toxicología, cuya sede actual presenta un estado bastante lamentable, “consensúe con los vecinos afectados la mejor ubicación posible para estas instalaciones”.

González Rojas ha asegurado que son muchos los ciudadanos que “ya nos han trasladado sus quejas y preocupación” a raíz de las noticias aparecidas en prensa sobre este asunto, al haber trascendido que el Consistorio habría ofrecido al Ministerio de Justicia un solar en San Jerónimo que está próximo a viviendas.

Esta situación ha llevado al diputado de Izquierda Unida por Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, a presentar una batería de preguntas en el Congreso en las que solicita información sobre las negociaciones que Gobierno y Ayuntamiento mantienen en relación al traslado del Instituto de Toxicología. Por su parte, el portavoz municipal, Daniel González Rojas, también ha cuestionado por escrito al Consistorio hispalense sobre este particular.

En concreto, IU quiere saber si se ha estudiado la afección que el nuevo edificio tendría para las viviendas colindantes, que están habitadas en su mayoría por familias jóvenes con niños; si se va a acordar con el vecindario afectado la nueva ubicación del centro; y, en caso afirmativo, cuáles son los mecanismos que se piensan impulsar desde el Ejecutivo y el gobierno municipal para lograr dicho consenso.

González Rojas ha dejado claro que “en Izquierda Unida somos los primeros en reclamar unas instalaciones dignas IU-Toxicologa4para el personal del Instituto de Toxicología, dadas las múltiples carencias estructurales que arrastra el edificio y los problemas de hacinamiento que sufren sus trabajadores desde hace tiempo, pero con la misma firmeza defendemos que la ubicación sea antes consensuada con las y los vecinos afectados”.

En la misma sintonía, Bustamante se ha felicitado de que por fin Gobierno y Ayuntamiento parezcan decididos a dotar al Instituto de Toxicología de unas nuevas instalaciones. Pero, del mismo modo, ha apostado por “no dejar fuera a los vecinos” a la hora de elegir el terreno donde se levantará el futuro equipamiento. Y es que “una decisión de ese calado debe tomarse entre todas las partes afectadas y asumiendo las debidas precauciones en materia de salud pública”. Máxime, “si tenemos en cuenta los productos químicos empleados en los análisis forenses y los residuos biológicos que genera esta actividad, por lo que no vale cualquier parcela de la ciudad”.

Desde Izquierda Unida recalcan que no es la primera vez que se interesan por la situación del Instituto de Toxicología de Sevilla y recuerdan que ya en marzo pasado denunciaron públicamente el abandono y el mal estado del edificio y exigieron una solución integral para garantizar el servicio que desde este centro se presta.     

 

 

Free business joomla templates