IU lamenta que PSOE y PP se empeñen en seguir utilizando el metro como “arma arrojadiza”

El portavoz municipal de Izquierda Unida, Daniel González Rojas, ha recriminado este jueves al gobierno local del PSOE y al PP de Sevilla que utilicen el proyecto de ampliación de la red del metro como “arma arrojadiza” y que anden estos días enfrascados en una “polémica absolutamente estéril”, tratando de enfrentar a los vecinos de unos barrios y otros por “espurios intereses electoralistas”.

“Nos parece una irresponsabilidad tremenda el espectáculo tan bochornoso que PSOE y PP vienen protagonizando con este asunto”, ha señalado González Rojas, quien considera que ambos partidos vuelven a generar “falsas expectativas” a los ciudadanos con el metro. Y es que actualmente “no hay nada concreto sobre la mesa”, más allá de la voluntad que Gobierno central, Junta de Andalucía y Ayuntamiento han mostrado por desbloquear el proyecto.

Para el portavoz de IU resulta “patético” que el alcalde, Juan Espadas (PSOE), lleve dos semanas “sacando pecho” por un presunto preacuerdo alcanzado entre las tres administraciones para ejecutar la línea 3, sin que esté claro el trazado, los costes, los plazos de actuación, etcétera. Y, de la misma manera, Rojas tilda de “vergonzosa” la campaña emprendida por el portavoz del PP, Beltrán Pérez, para “soliviantar” a los vecinos de unos barrios contra los de otros, apostando nuevamente por la “descabellada idea” de hacer todas las líneas pendientes del metro al mismo tiempo.

“Izquierda Unida, desde luego, no va a entrar en ese juego”, ha dejado claro Rojas. A su juicio, “seguir prometiendo el metro”, como hacen constantemente PSOE, PP y Cs, es sencillamente “seguir engañando a las y los sevillanos”. No en vano, se trata de una infraestructura que, por su coste y el prolongado periodo de tiempo que se requiere para acometer su construcción, solamente cubriría las necesidades de movilidad de los ciudadanos en el largo plazo.

Hay otras alternativas más urgentes

En opinión de IU, Sevilla lo que necesita es un transporte público ágil e intermodal y que los barrios más periféricos tengan un acceso rápido a otras zonas de la ciudad. Y, en este sentido, Rojas reconoce que el metro solucionaría estos problemas, pero a día de hoy ésta “no es una opción real, en tanto que, por mucho humo que nos vendan, no vamos a ver la obra terminada en los próximos años”.

Por eso, la federación de izquierdas subraya que hay que “discutir menos sobre el metro del futuro” y centrar más los esfuerzos en la búsqueda de alternativas concretas, eficaces y viables para, en el corto plazo, incrementar el uso de transportes públicos, sostenibles, baratos y eficientes.

Según Rojas, hay medidas que ya se podían estar poniendo en marcha para dar respuesta con urgencia a los problemas de movilidad de la capital, como la implantación de autobuses de tránsito rápido, la potenciación de la red de cercanías, o la reorganización de las líneas de Tussam para que lleguen a las zonas periféricas. “Pero PSOE y PP prefieren hacer del metro una guerra política, aunque ello sea a costa de tomarle el pelo a los vecinos”, ha lamentado. 


Free business joomla templates