IU presenta alegaciones al Catálogo de Altadis para “combatir la especulación” y garantizar la protección del patrimonio industrial

Izquierda Unida ha presentado un total de ocho alegaciones al Catálogo de la fábrica de tabacos de Altadis promovido por el gobierno de Juan Espadas (PSOE) con el objetivo de garantizar la protección del patrimonio industrial de este complejo fabril, evitar la especulación urbanística en dichos suelos y favorecer la participación ciudadana en todo lo que tiene que ver con la recuperación de este espacio emblemático para la ciudad.  

En declaraciones a los medios, a las puertas de la antigua fábrica, González Rojas ha denunciado que el Catálogo propuesto por el gobierno local socialista supone la desprotección de la mayor parte de este conjunto arquitectónico, ya que sólo se garantiza la conservación de la capilla, el edificio de talleres y la plaza de acceso. De modo que, si bien el PSOE “se ha preocupado esta vez por cuidar más las formas”, el resultado es, a juicio de IU, el mismo que el del convenio urbanístico firmado por Zoido con Altadis en el mandato anterior, al “priorizarse, una vez más, los intereses de la multinacional frente a los de la ciudad, perdiéndose con ello gran parte del patrimonio industrial de Altadis”.

En este sentido, González Rojas ha advertido de que la propuesta de Catálogo del PSOE ni cumple con las recomendaciones de los comités internacionales para la conservación y defensa del patrimonio industrial (TICCIH - Carta de Nizhny Tagil), ni tampoco con los principios de la Estrategia Andaluza de Sostenibilidad Urbana (EASU), donde “se prima la rehabilitación frente a la destrucción” y donde se dice claramente, además, que el valor de un espacio industrial puede verse comprometido si se derriban los elementos secundarios del mismo.

Una argumentación que no se sostiene

Y es que, según ha denunciado Rojas, el gobierno de Espadas “ventila en una sola página” la justificación para descatalogar la mayoría del conjunto fabril con “unos planteamientos que no se sostienen”. Así, por ejemplo, IU considera “ridículo” que, entre las razones esgrimidas, figure la de que el complejo se construyó por fases durante más de 10 años, pues, “por esa regla de tres, podríamos desproteger también la Catedral o la Giralda”.

Tampoco entiende Izquierda Unida que se intente fundamentar la descatalogación de la mayor parte de la antigua factoría tabacalera con el “peregrino argumento” de que en los edificios priman aspectos funcionales frente a los arquitectónicos. altadisMás aun, cuando ésta es precisamente la clave del Movimiento Moderno, en el que se inscribe este recinto fabril, por lo que “se obvia de forma intencionada la máxima de esta corriente arquitectónica”.

IU también defiende en sus alegaciones que se mantenga la protección de los tres espacios libres existentes y de la actual zona verde para que pueda cumplirse el objetivo de “abrir este complejo al río y a la ciudadanía”, tal y como se plasma en el protocolo de intenciones firmado entre el Ayuntamiento y Altadis. Asimismo, la formación de izquierdas apuesta por conservar el carácter industrial de estos suelos y por vincular el futuro de este espacio a sectores de empleo cualificados, a la investigación, a la producción y a los equipamientos sociales que necesita el Distrito Los Remedios, dado que “esta ciudad anda sobrada ya de usos terciarios”, ha puntualizado Rojas.

En opinión de Rojas, “Espadas está empezando la casa por el tejado”, ya que antes que nada habría de concretarse “qué pretendemos hacer en Altadis”. “No se puede decidir qué se protege y qué no sin antes haber desarrollado el modelo que queremos para el complejo fabril”, ha aseverado el portavoz de IU, quien asegura que el protocolo de intenciones suscrito entre el gobierno de Espadas y la multinacional “está lleno de vaguedades y ambigüedades y no aclara nada, más allá de que habrá que realizar una modificación del PGOU para introducir usos terciarios, abriéndose de nuevo las puertas a un pelotazo urbanístico”.

Críticas a la falta de participación

Al hilo de esto, Rojas ha denunciado la falta de participación con la que el PSOE viene gestionando todo lo referente al futuro de la antigua fábrica de Altadis, algo que se ha demostrado con la reciente negativa del gobierno de Espadas a celebrar unas jornadas de puertas abiertas en este recinto, como pedían diversas organizaciones y colectivos sociales, limitándose únicamente a “cubrir el expediente con una foto de una visita guiada y encorsetada”.

Por último, Rojas ha indicado que “si el PSOE tuviera memoria y recordara lo que defendió cuando estaba en la oposición, sin duda firmaría el conjunto de alegaciones que hoy presentamos desde Izquierda Unida”. “Esperemos que Espadas sea consecuente con sus palabras en el anterior mandato y termine desestimando la tramitación del catálogo y abriendo el necesario proceso participativo para decidir entre todos qué queremos hacer con Altadis”, ha concluido.

 

 

Free business joomla templates