IU y Participa llevan a Pleno la municipalización del servicio de Ayuda a Domicilio

Izquierda Unida y Participa Sevilla van a elevar al próximo Pleno del Ayuntamiento una batería de propuestas con las que buscan combatir la precariedad existente en el servicio de ayuda a domicilio, así como reducir los riesgos laborales y la siniestralidad que viene sufriendo este colectivo, formado mayoritariamente por mujeres.

Así lo han anunciado este miércoles el portavoz de IU, Daniel González Rojas, y el concejal de Participa, Julián Moreno, en una rueda de prensa en la que han presentado esta iniciativa, junto a representantes de Comisiones Obreras (CCOO), el comité de empresa de este servicio, cuya titularidad es del Ayuntamiento, y responsables de la Plataforma andaluza del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD).

Entre otras medidas, estas formaciones exigen que se reconozcan las enfermedades laborales de estas trabajadoras, que en la ciudad de Sevilla son más de 1.600, y se planifique, de una vez, su municipalización.

Según aseguran IU y Participa, la municipalización de la ayuda a domicilio es “una cuestión práctica y de sentido común que, entre otras cosas, permitiría un mejor funcionamiento, un mayor control del servicio por parte de la administración pública, así como la dignificación de las condiciones laborales de la plantilla y la continuidad de las decisiones que se toman desde el punto de vista empresarial”.

En este marco, desde IU y Participa reclaman a Espadas que cumpla ya su compromiso de crear “un calendario para municipalizar este servicio” y que reivindique también ante el Gobierno del Estado las modificaciones legislativas necesarias para priorizar sus gestión directa por parte de la Administración Local.

Asimismo, ambas formaciones apuestan porque este proceso se gestione desde el nuevo grupo de trabajo que se va a constituir en el Ayuntamiento hispalense para estudiar la municipalización de servicios externalizados, incorporándose el mayor número de voces posibles e incluyéndose a las personas más afectadas, las trabajadoras, para que “esto no termine quedándose en un mero postureo”.

Más recursos para la dependencia

El Servicio de Ayuda a Domicilio es uno de los pilares que sustenta el Sistema de Atención a la Dependencia y, por tanto, una herramienta para “garantizar la igualdad en el derecho subjetivo de ciudadanía”. Sin embargo, en los últimos años no ha dejado de sufrir recortes por la reducción paulatina de las aportaciones del Gobierno central. Esto, sumado a las externalizaciones que se han venido haciendo a nivel local, ha traído consigo una gran precariedad laboral en el sector. Para acabar con ello, la propuesta que estos grupos trasladarán al próximo Pleno pasa por garantizar contratos de un mínimo de 40 horas al mes, así como por instar al Ejecutivo a aumentar sustancialmente los recursos destinados a la dependencia.

Reconocimiento de los riesgos laborales

Por otro lado, Izquierda Unida, Participa y las propias trabajadoras destacan la necesidad de adoptar medidas urgentes para acabar con el alto grado de exposición a riesgos laborales al que este colectivo está sometido.

Por estos motivos, ambas formaciones apuestan por “instar al Gobierno a hacer los cambios normativos necesarios encaminados a reconocer las enfermedades profesionales asociadas a la actividad de las auxiliares de Ayuda a Domicilio, establecer la obligatoriedad de realizar evaluaciones de riesgos laborales específicas en los domicilios de los usuarios del servicio, y aprobar la anticipación de la edad de jubilación de estas trabajadoras”.

 

 

Free business joomla templates