cabecera-tvtgnuevo

28F: Nada que celebrar, mucho que reivindicar

Cada vez queda menos para la gran manifestación unitaria que las Marchas de la Dignidad han convocado el próximo Día de Andalucía, 28 de Febrero, en Sevilla en demanda de Pan, Trabajo, Techo e Igualdad.

La Andalucía que no se resigna está llamada a participar en esta movilización que se prevé histórica y donde confluirán diferentes mareas reivindicativas, plataformas sociales, así como numerosos colectivos en lucha y otras muchas organizaciones sindicales y políticas.

Nuestra militancia está volcada actualmente en los preparativos de esta manifestación, que partirá a las 12 horas desde la estación de Santa Justa. Son días de pegadas de carteles, de asambleas informativas, de agitación en las redes sociales, de actos públicos para difundir esta importante convocatoria…

Cualquier esfuerzo es poco para lograr que el 28F sea todo un éxito de movilización y de lucha en la calle. Una prioridad que también nos marcamos, obviamente, en el frente institucional. Y, prueba de ello, es por ejemplo la moción que desde IU llevaremos al próximo Pleno municipal para que el Ayuntamiento de Sevilla muestre su apoyo a esta manifestación.

Y es que sobran los motivos para volver a salir a las calles de forma masiva y unitaria. Ante la grave situación económica, social y laboral que atravesamos no nos queda más opción que luchar en defensa del empleo y de los servicios públicos, para recuperar los derechos que nos están robando y para protestar también contra los recortes, la precariedad, las privatizaciones, las violencias machistas o la creciente represión sindical y social que vivimos a todos los niveles.

Los discursos de recuperación con que nos bombardean no se sostienen ni en la calle, ni en los hospitales, ni en los colegios, ni en los centros de trabajo, ni en los barrios y pueblos de Andalucía. Y es así porque casi todo va a peor de lo que casi nadie hubiera imaginado hace poco tiempo. Por ello, el 28F no puede ser un día de fiesta, sino una jornada de lucha y reivindicación.

La precariedad y el paro son la realidad de la mayoría de la gente trabajadora de Andalucía. La pobreza se sigue extendiendo con los enésimos recortes de pensiones y salarios, con la subida del precio de la luz, de la comida, de las medicinas, del gas, de todo lo imprescindible para vivir.

La precariedad se ceba especialmente con las mujeres, que ocupan las más altas tasas de temporalidad en el empleo, sufren la brecha salarial, las pensiones más bajas y además, sostienen la carga del trabajo de cuidados imprescindible para la reproducción social del capitalismo.

El 28F ha de ser también, por tanto, el preámbulo de la Huelga Feminista del 8M. Ha de ser una oportunidad para decir alto y claro que la alternativa para Andalucía será feminista o no será. Queremos una Andalucía libre de violencias machistas e igualitaria.

Como dice nuestro coordinador andaluz, Antonio Maíllo: “el 28F nos vemos en las calle mostrando la alegría insumisa de un pueblo unido, orgulloso de su historia y dueño de su futuro”. 


Subscríbete al boletín digital de IU Sevilla ciudad



LOMCE Insumisión

Free business joomla templates