Tu voz, tu gente

Nuestro apoyo a la huelga convocada en Canal Sur Radio y Televisión

Para hoy y para mañana (22 y 23 de diciembre), el Comité Intercentros de Canal Sur ha convocado una huelga contra el recorte de 14 millones de euros en el servicio público pactado por el PP y Ciudadanos para que Vox apoye los presupuestos del gobierno de Andalucía.

Una huelga en defensa de la dignidad de los trabajadores y trabajadoras de este Servicio Público, contra las injerencias del trifachito y por la independencia de Canal Sur Radio y Televisión. Y es que el recorte presupuestario aprobado por el gobierno andaluz pone en peligro el Servicio Público que presta la RTVA y su labor imprescindible de vertebración del territorio.

Esta convocatoria de huelga exige un Plan de Empleo, cubrir los puestos de trabajo vacantes, más producción propia (que se vería totalmente mermada por el cierre de un canal de TV) y una apuesta clara por el Servicio Público que asegure su futuro. Precisamente todo lo que se le está negando a la plantilla en el acuerdo del gobierno andaluz con la extrema derecha. En definitiva, que no se apliquen los recortes.

Por todo ellos, desde este boletín mostramos nuestro apoyo a la huelga convocada para hoy y mañana en defensa de una Canal Sur fortalecida, independiente y alejada de injerencias de las tres derechas que gobiernan en nuestra tierra.

Cuatrocientos trabajadores de Canal Sur han firmado el siguiente manifiesto en defensa de un servicio público libre y de calidad:

  • El acuerdo alcanzado entre los partidos del gobierno de la Junta de Andalucía, PP y Ciudadanos, con Vox para aprobar los presupuestos daña gravemente a la RTVA y pone en peligro la prestación de un servicio público esencial.
  • El pacto, además, responde a la demanda y a la condición impuesta por Vox que claramente ha expresado su intención de cerrar la RTVA, lo que ya de por sí es una concesión difícil de entender y también de explicar.
  • El recorte presupuestario y las medidas anunciadas no solo afectan directamente a la plantilla sino también al sector audiovisual andaluz, lo cual sobredimensiona el problema que atañe a decenas de miles de familias andaluzas.
  • La asfixia financiera impedirá la necesaria renovación tecnológica, el mantenimiento de los puestos de trabajo o el rejuvenecimiento de la plantilla ante la amortización de plazas por jubilación o por otras circunstancias como el fallecimiento.
  • Estos hechos redundarán en un perjuicio para la sociedad andaluza que no podrá aspirar a tener una radiotelevisión pública de calidad como merece tener Andalucía.
  • Los trabajadores de RTVA, Canal Sur Radio y Canal Sur Televisión que firman este documento quieren expresar con contundencia su hartazgo, indignación y también rabia por la constante utilización que los partidos políticos pretenden hacer de este medio público para tratar de convertirlo en un instrumento de poder y de manipulación. Algo que hay que denunciar y con lo que habría que terminar dotando a esta empresa pública de los mecanismos legales necesarios para su protección.
  • Los servicios informativos de una radio y televisión públicas, como es Canal Sur, deben ser referentes rigurosos, comprometidos con los andaluces y no con los partidos políticos o los gobiernos de turno.
  • En esta etapa, desde la llegada del actual responsable de informativos de la televisión, hemos observado comportamientos, en fondo y forma, que traspasan todas las líneas de la ética profesional y que atentan contra los elementales principios del periodismo.
  • Por estas razones y porque hemos entendido que sus intereses no están precisamente en Andalucía ni en el servicio a los andaluces, pedimos el cese inmediato del director de los informativos de Canal Sur Televisión Álvaro Zancajo.
  • Creemos también que, con el respaldo de los trabajadores, trabajadoras y sector audiovisual, el Director General, Juan de Dios Mellado, elegido por consenso en el Parlamento de Andalucía, podría reconducir esta compleja situación de doble recorte, el presupuestario y el del rigor informativo. Esto sería posible siempre que sea capaz de atender a la verdadera razón de ser de la RTVA y, junto a la plantilla, ponerse frente a las coyunturas políticas e intereses partidistas que abocan a Canal Sur a un futuro cierre.

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar