Tu voz, tu gente

Recuperemos la ciudad para las personas

Los tiempos de crisis también son tiempos de oportunidad, oportunidad para corregir lo que no funciona… y parece evidente que el actual modelo de ciudad y de urbanismo no está funcionando.

Aprovechando la fase de desescalada tras el confinamiento por el coronavirus y la necesidad de mantener la distancia para evitar contagios, es el momento de recuperar la ciudad para las personas. Dar un giro de 180 grados a cómo concebimos la movilidad y el uso del espacio público se hace fundamental si queremos construir una ciudad más sostenible y, sobre todo en estos momentos, una ciudad más saludable.

Por eso desde Izquierda Unida y desde el PCE entendemos que hay que tomar medidas urgentes para reducir aglomeraciones, favorecer el desplazamiento peatonal y potenciar el uso de la bicicleta y de los vehículos de movilidad personal (VMP) como medios de transportes sostenibles y seguros.

Como ya han hecho otras ciudades, urge ampliar las aceras, usar parte de las calzadas para los peatones y habilitar «calles residenciales» para poder jugar y pasear, priorizando a los peatones frente al resto de vehículos y dejando al coche privado en el último lugar de la escala de prioridades. También para evitar aglomeraciones, proponemos que se reduzcan los ciclos semafóricos y que se puedan poner en ámbar permanente algunos de los semáforos para que los peatones siempre tengan prioridad y, sobre todo, ahora que hay menos tráfico rodado. Y claro está que no nos olvidamos del ‘Plan Centro’, plan ‘Respira Sevilla’ o como quiera llamarse, lo importante es restringir el tráfico privado en el Casco Antiguo y también avanzar en peatonalizaciones en todos los barrios, garantizando por toda la ciudad «islas verdes» para que los peatones puedan realizar sus paseos con total garantía y seguridad. En definitiva, como decíamos al principio, recuperar la ciudad para las personas.

Desde que Izquierda Unida convirtiera a la ciudad de Sevilla en referente en políticas ciclistas, han pasado gobiernos del PP y del PSOE sin retomar de forma seria la movilidad sostenible y relegando a nuestra capital a la cola o directamente a desaparecer de los rankings internacionales de ciudades amigables con la bicicleta. También es el momento de potenciar el uso de la bicicleta y de otros medios de transporte que están proliferando como los VMP. Para ello es fundamental llevar a la práctica lo que tantas veces se ha aprobado en el Pleno: establecer el límite de 30 km/h en calles de un único sentido o de un solo carril por cada sentido. Urge retomar las campañas de concienciación para usar la bicicleta y garantizar las inversiones previstas en el plan director de la bicicleta, para que este documento no se convierta en papel mojado.

Como asignaturas pendientes para promover el uso de la bicicleta en nuestra ciudad sigue estando la necesidad de mejorar las conexiones metropolitanas, desempolvando el Plan Andaluz de la Bicicleta y sus proyectos, ampliar el número de aparcamientos seguros en la calle y potenciar el servicio de bicicleta de alquiler Sevici.

En definitiva, como se suele decir… está todo inventando. Basta con echar un ojo a las principales ciudades de nuestro entorno para comprobar que llevan semanas poniendo en práctica lo que aquí sigue siendo una propuesta. Si de verdad queremos garantizar la salud de nuestros vecinos y vecinas, recuperemos la ciudad para las personas.

Etiquetas

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar