Tu voz, tu gente

Un año más, en lucha contra la violencia patriarcal

El próximo miércoles, 25 de noviembre, se conmemora el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres. Una efeméride en un año marcado por la pandemia del Covid-19 y la crisis social y económica, una situación que ha vuelto a evidenciar las desigualdades de género que sostienen a un sistema que no protege, ni ofrece vidas dignas y seguras a las mujeres.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), las mujeres son mayoritarias en los puestos de primera línea de combate de la epidemia. Ellas representan el 51% del personal médico, el 84% de enfermería, el 72% en farmacia, el 82% en psicología y un 85% del personal que trabaja en las residencias de mayores y personas dependientes donde se han dado las peores cifras de fallecimientos. También son mayoritarias en otros servicios esenciales como son el comercio y la alimentación, la limpieza de hospitales y representan la práctica totalidad de las empleadas del hogar de los cuidados.

A esto se suma la mayor carga de las mujeres en las tareas de cuidados. El 70% de estas tareas son realizadas por las mujeres y en este contexto de coronavirus han sufrido una mayor sobrecarga tanto por las condiciones laborales del teletrabajo, como por el cuidado del hogar, menores y personas dependientes. Esta sobrecarga de trabajo no se ha visto respondida con mecanismos de corresponsabilidad desde todos los ámbitos: administraciones, empresas y hogares. Especialmente afectadas están las familias monoparentales, de las que ocho de cada diez tienen a una mujer al frente.

Por eso, este año es más importante si cabe nuestra participación en las diferentes acciones y movilizaciones que ha organizado el movimiento feminista de nuestra ciudad.

Comenzamos el martes 24 con la lucha vecinal contra las violencias machistas. De 16h a 18h en la plaza de la Encarnación se dará lectura al manifiesto y se llevarán acabo diferentes acciones artísticas.

Ya el propio día 25, de 14h a 18h se ha organizado una convivencia con una comida popular en la plaza del Pumarejo y, a partir de las 18h, una concentración en la plaza de San Francisco porque la violencia contra las mujeres no cesa, porque erradicar la violencia patriarcal es inaplazable.

Y recuerda, el uso de mascarilla es obligatorio y hay que cumplir con la distancia de seguridad.

Contenido relacionado

Botón volver arriba
Cerrar